Salvador Ferrando

Síguenos

Vitamina A o Retinol

vitamina A nutricionista online
4 min Tiempo de lectura

La vitamina A o retinol, pertenece a las vitaminas liposolubles junto con la Vitamina D, la Vitamina E y la Vitamina K.

En este caso concreto, se trata de una vitamina que se almacena principalmente en el hígado y que tiene funciones diversas en el organismo. Las propiedades de la vitamina A son muy variadas y destacamos entre ellas las siguientes:

  • Promover la formación y mantenimiento de tejidos duros como los dientes y huesos
  • Mejorar la salud de otros tejidos blandos como la piel y las mucosas.
  • También se sabe que los carotenoides tienen efectos positivos sobre la estimulación del sistema inmunológico y otros efectos antioxidantes que favorecen la captación y neutralización de radicales libres, protegiendo por tanto de la oxidación celular y de las quemaduras solares producidas por la radiación UV.
  • Por último, es bien conocida desde antaño y existe larga literatura científica que avala el uso de los carotenoides en problemas de visión tales como las cataratas o la degeneración macular.

Formas químicas naturales de Vitamina A

Se puede encontrar en dos formas químicas de Vitamina A en la naturaleza. En forma de Retinol, que es la forma activa y que predomina en los alimentos lácteos enteros, así como en el hígado de ternera, pollo, cordero o cerdo.

La otra forma predominante es la forma inactiva de la que existen varios componentes denominados carotenoides, existiendo más de 400 variedades y siendo los más abundantes el licopeno, luteína o alfa carotenos.

La principal característica bioquímica que diferencia al retinol de los carotenoides es que La vitamina A retinol actúa almacenándose o utilizándose tras su ingesta, mientras que los carotenoides se pueden transformar en su forma activa cuando el cuerpo los necesita.

He aquí la cuestión más importante de estos componentes, ya que un exceso de vitamina A puede acumularse a nivel hepático y producir daño sobre este órgano o sobre otros como los ojos o la piel. Este hecho no ocurre cuando consumimos carotenoides o nos suplementamos con ellos ya que cuando ya no es necesaria más forma activa, el cuerpo deja de biotransformarlos. En este caso, como mucho pueden aparecer cambios de coloración en la piel (Anaranjada) pero sin mayores consecuencias. Sin embargo, un exceso de suplementación o consumo de Vitamina A puede resultar tóxico e incluso letal.

 

Alimentos ricos en Carotenoides y de Vitamina A

 

¿Queres ver Más?

Este contenido está restringido a nuestros pacientes registrados. Inscríbete

    Suplementos recomendados