Salvador Ferrando

Síguenos

Cándida intestinal, bucal, vaginal y sistémica

Candida bacteria
7 min Tiempo de lectura

Dicen algunas teorías de la evolución, que fueron los hongos los únicos que sobrevivieron a diferentes extinciones masivas en la tierra. Otras teorías nombran la posibilidad de que a partir de ellos surgieran diferentes formas de vida. Otros biólogos destacan la importancia de muchos de estos hongos en el mantenimiento de los ecosistemas gracias a su capacidad de degradación de materia, así como a diversas interconexiones que generan para mejorar la comunicación eléctrica de distintas especies vegetales.

A su vez, los hongos han formado parte de la alimentación humana desde sus orígenes. También han sido venerados por diferentes culturas, e incluso el conocido “hombre de hielo” portaba entre sus objetos, hongos deshidratados como tótem de protección. Otras especies son tóxicas y acaban con nuestra vida o nos producen problemas muy serios si los consumimos. Solo los más experimentados diferencian un hongo comestible de uno mortal.

Por tanto, los hongos, setas o reino Fungi, nos han acompañado desde los inicios de la historia, tanto para lo bueno, como para lo malo. Su entendimiento actual, todavía incompleto, es sumamente interesante a nivel de salud y enfermedad.

 

Cándidas y microbiota

Como vimos en el artículo de la microbiota intestinal y probióticos, algunos de nuestros acompañantes intestinales son hongos. De hecho, al conjunto de hongos de nuestra microbiota se le denomina “Micobiota” o “Micobioma”. Estos hongos son completamente normales y se encuentran principalmente en el intestino delgado (Duodeno y Yeyuno sobretodo). Es decir, al contrario que los géneros bacterianos que dominan el intestino grueso, los hongos dominan las primeras porciones intestinales.

Dentro de este reino Fungi, englobado en la denominada división “Ascomycota” se nos presenta una levadura denominada Candida Albicans (Que pertenece al género de Candida Spp). Esta se encuentra presente además del intestino, en la cavidad oral y en el aparato urinario.

Por tanto, su presencia es completamente normal, pero en ocasiones puede crecer de forma desmesurada si las condiciones de crecimiento son óptimas para ella (Dieta alta en azúcares, Diabetes, Oxígeno disponible, baja temperatura corporal, hipotiroidismo, disbiosis intestinal, toma de antibióticos, anticonceptivos o quimioterapia, exposición a mercurio o estrés).

De hecho, el 70-80% de las mujeres presentarán o han presentado un episodio de Candidiasis vaginal a lo largo de su vida, principalmente, porque la vagina reúne las condiciones óptimas para su sobrecrecimiento en caso de una disminución de la actividad inmune por motivos externos o por motivos fisológicos. La boca también es un lugar habitual donde se puede presentar la denominada candidiasis bucal (Ya que también tiene un entorno húmedo, de alta concentración de oxígeno y en contacto con azúcares dietéticos).

 

Síntomas de sobrecrecimiento de cándidas o candidiasis

¿Queres ver Más?

Este contenido está restringido a nuestros pacientes registrados. Inscríbete

    Recomendaciones