Salvador Ferrando

Síguenos

Histamina, origen de migrañas, sinusitis, irritación en la piel…y mucho más

histamina

La histamina, es una sustancia natural liberada por nuestro sistema inmunitario en determinadas condiciones y participa en reacciones muy importantes a nivel orgánico como, por ejemplo:

  • Respuesta alérgica ante determinadas sustancias tóxicas o alimentos.
  • Regulación de la vasodilatación y contracción cardiovascular.
  • Formación de ácidos gástricos.
  • Modulación de la respuesta del músculo liso (Bronquios, por ejemplo).
  • Papel neurotransmisor modulando respuestas al GABA, AcH .
  • Regulación de temperatura corporal, presión sanguínea, apetito
  • Participa en la quimiotaxis de los eosinófilos (Parte inmune que lucha contra parásitos o cándidas).

Es decir, se trata de una sustancia dependiente del sistema inmunitario, pero con efectos en casi todo el organismo. De hecho, la histamina tiene receptores para su acción en casi todos los órganos (Receptores H1; H2; H3 y H4). Desde la contracción cardiovascular, pasando por la neurotransmisión y hasta llegar a la acción inmune contra patógenos o tóxicos ambientales. Importancia no se le debe restar. De hecho, al participar en todas estas reacciones se le relaciona con los procesos alérgicos, migrañas, asma e incluso algunos problemas cardiovasculares.

Importancia de la histamina. Exceso de histamina. Causas y síntomas:

Su presencia es muy importante para poder modular todos estos estados fisiológicos. Pero el problema viene cuando la cantidad presente es muy elevada. Esto puede ocurrir por dos motivos principalmente:

1º Exceso de histamina endógena (Propia) o de la consumida a través de alimentos.

2º Déficit en la eliminación de histamina (Déficit del enzima DAO o HNMT).

Este exceso de histamina, bien por ingestión o bien porque el enzima DAO o el enzima HNMT (Encargadas de eliminarla cuando está en exceso), puede producir síntomas muy variados debido a que tal como comentábamos anteriormente, son muchos los órganos con receptores que reciben sus señales.

Es decir, los síntomas pueden ser variables, dependiendo del receptor al que se una dicha histamina se pueden producir síntomas:

  • Dérmicos (Picor, enrojecimiento, eccema, dermatitis…). Generalmente estos son más evidentes con los cambios de temperatura bruscos o tras la realización de actividad física intensa.
  • Respiratorios (Sinusitis, mucosidad, picor nasal, estornudos, asma).
  • Gastrointestinales (Estreñimiento, diarrea, gases, picor anal, distensión abdominal…).
  • Centrales (Migrañas, cefaleas, depresión, fatiga crónica, fibromialgia).
  • Cardiovasculares (Hipotensión, arritmias, taquicardias).
  • Hormonales (Cambios menstruales o dolor uterino).

¿Cómo saber si tengo problemas de histamina?

¿Queres ver Más?

Este contenido está restringido a nuestros pacientes registrados. Inscríbete